Porque la Paz es la meta a alcanzar…

El 3 de marzo, en la sala grande de la asamblea general del Palacio de las Naciones en Ginebra, fue inaugurado el 7 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por su Secretario General, Ban Ki Moon. El mundo tiene muchos problemas y en este período de sesiones va a haber mucho para hacer.
El jueves 6 de marzo, se aprobó una resolución con 33 votos a favor, por la cual se condenaron tanto los ataques israelíes en las zonas palestinas como el lanzamiento de misiles por parte de los Hamas. Suiza votó a favor, la Unión Europea se abstuvo y Canadá votó en contra.
También se discutió sobre la intrusión colombiana en Ecuador, contraria al derecho internacional, la cual no sólo fue un delito sino además, según la hubiera calificado Talleyrand, una estupidez. De este modo, las negociaciones éxitosas hechas hasta ahora con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para la liberación de rehenes quedarán frustradas, y la FARC no va a estar fácilmente dispuesta a liberar otros rehenes.
A todos nos entristece la noticia que la Alta Comisionada de los derechos humanos, Louise Arbour, no se presentará para otro mandato de cuatro años y abandonará Ginebra en el verano. Con frecuencia demostró mucho coraje y criticó las deficiencias de la UE y EE.UU. con respecto a los derechos humanos. En general, ella goza el respeto por parte de los estados y es apreciada por sus colaboradores en el Secretariado. Pero después de cuatro años en funciones, es evidente que estaba saturada de la presión política de los estados, que quieren continuar con sus violaciones de derechos humanos sin ser criticados.
El viernes 7 de marzo, en la Sala XXII, tuvo lugar una mesa redonda sobre la indigencia y el derecho humano a la paz, a cargo de la Asociación Española para el Desarrollo y la aplicación del Derecho Internacional de s Derechos Humanos, en la que participaron unas 60 personas.
Fue presentada por el Profesor Carlos Villán Durán, Presidente de la Spanish Society of the Advancement of International Human Rights Law, y la mesa estaba presidida por Charlotte Le Den del Institut International de Recherches pour la Paix (Ginebra), Rogate Mshana del Consejo Mundial de Iglesias, Viet Tu Tran de la Alta Comisaría para derechos humanos, Mario Yutzis, ex Presidente de la Comisión de la ONU contra la discriminación de razas y yo.
El Profesor Villán Durán habló del derecho humano a la paz en la Declaración de Luarca, sobre la que Horizons et débats ha informado en varias ocasiones. Mientras tanto, se han realizado muchos encuentros regionales, y más de 200 organizaciones no gubernamentales con status de consultación en la ONU, han aprobado esa declaración. El profesor argentino Yutzis se expresó filosóficamente sobre el derecho a la cultura e identidad, sobre el derecho a un futuro, sobre el derecho a los propios sueños al que definió: el derecho de soñar.
Como mi tema era el derecho al desarrollo, diserté sobre lo referente a éste en las resoluciones e informes de la ONU. Recordé las metas de desarrollo aprobadas en el 2000 por el Millennium-Summit y revocadas en 2005 por la Asamblea General. Merece la pena mencionar nuevamente las metas que deberían lograrse hasta 2015:
Meta 1: Eliminar la indigencia y el hambre. (Reducir a la mitad los ingresos que sean menores de un dólar por día. Se deberá reducir el número de víctimas que padecen hambre.)
Meta 2: Garantizar acceso a la enseñanza primaria para todos los niños. (Cada cuarto niño no puede asistir a la escuela: el 22% de los niños y el 25% de las niñas en todo el mundo no acceden a la educación. En Africa, al sur del Sahara, cada segundo niño no asiste a las clases.)
Meta 3: Impulsar la igualdad y una mayor influencia de la mujer. (Dar acceso a las niñas a todos los grados de enseñanza y fortalecer a las mujeres por medio de la educación. En el promedio mundial de los que no asisten a la escuela, 100 son varones y 115 niñas. La educación de las jóvenes es, a largo plazo, una forma de desarrollo muy eficaz. Cada mujer jóven que aprenda a leer, escribir y a informarse, va a poder contribuir, siendo adulta, al desarrollo económico de su país.)
Meta 4: Disminuir la mortalidad infantil. (Reducir dos tercios de los casos de mortalidad de niños menores de cinco años. Cada minuto mueren 21 niños de enfermedades evitables como diarrea y pulmonía. Entre otros factores, con la mejora de los servicios de sanidad y campañas de vacunación, se pudo reducir la mortalidad infantil en un 18% desde 1990.)
Meta 5: Mejorar la salud de las madres. (Disminuir tres cuartos de los casos de muerte por maternidad. Día a día mueren 1400 jóvenes y mujeres por complicaciones durante el embarazo o en el parto.)
Meta 6: Combatir SIDA, malaria y otras enfermedades graves. (En el mundo entero viven 46 millones de personas con el virus de sida; más de dos millones son niños. Cada minuto muere un niño de malaria. Mientras que en algunos países se lograron resultados positivos en la lucha contra la malaria desde 1990, el virus de sida sigue expandiéndose.)
Meta 7: Garantizar un medio ambiente adecuado. (En el mundo viven 425 millones de niños y jóvenes en hogares sin acceso al agua potable. Anualmente mueren 1,5 millones de niños por diarreas antes de haber alcanzado los cinco años de edad. Más de 980 millones viven sin instalaciones sanitarias.)
Meta 8: Lograr una colaboración global para el desarrollo, para poder alcanzar con éxito las metas fijadas en el Millennium. (Niños sanos, vitales, con una perspectiva de vida, son la llave para el desarrollo de un pueblo, una región, un país. También son la llave para la autoayuda. Por eso la obra benéfica para la infancia de las Naciones Unidas, en su trabajo conjunto para el desarrollo, aboga sobre todo por lo que concierne a los niños.)
Para lograr las metas de desarrollo del Millennium, es indispensable asegurar la paz mundial. Por eso es tan importante el derecho humano a la paz, ya que éste hace posible el reclamar otros derechos. En tiempos de guerra siguen manteniéndose las normas de los derechos humanos, pero son violadas diariamente. Este año se realizarán otras conferencias sobre la declaración de Luarca, con el propósito de aprobar un texto definitivo en el año 2008 que deberá ser aprobado por el consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General de la ONU. Pax optima rerum.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: