Porque la Paz es la meta a alcanzar…

Con la asistencia masiva del público y la visita de los delegados de Cáritas del interior del país, el pasado 28 y 29 de mayo se celebró, en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello, el Encuentro Internacional de Constructores de Paz. Actividad desarrollada en el marco de las VI Jornadas de Reflexión Social de la Iglesia, con el propósito de dar a conocer las diferentes experiencias exitosas en pro del diálogo, que diariamente ocurren en nuestro país, y que contribuyen con la convivencia entre los venezolanos.

El encuentro fue organizado por la Red de Acción Social de la Iglesia Católica, conformada por la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), Fe y Alegría, Cáritas de Venezuela, el Movimiento Juvenil Huellas, el Consejo Nacional de Laicos, el Grupo Social CESAP, la Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (AVESSOC), Solidaridad Alfonsiana de Venezuela, (SALVE) y la Fundación Centro Gumilla.

Afiche del Evento

Fue un espacio para la socialización, la reflexión y la formación; haciendo énfasis en la necesidad de la palabra como instrumento para lograr el entendimiento y la superación de la violencia en distintos ámbitos, como la familia, la escuela, el trabajo y la sociedad en general. Participaron invitados de Colombia, Brasil, España y Venezuela, quienes desde su experiencia explicaron algunos mecanismos de negociación, así como de resolución alternativa de los conflictos.

A Gabriela Correa, estudiante de Comunicación Social de la UCAB, le pareció que la convocatoria fue muy oportuna: “Creo que en nuestro país hacen falta liderazgos nuevos y un poco más abiertos. Nuestro siglo nos habla de evitar la polarización, de lograr alianzas y acuerdos”. Nelson Freites comentó que vino desde el estado Lara buscando orientaciones para el trabajo que desarrolla en el Centro Gumilla, en cuanto a estudios sobre la violencia y la promoción y defensa de los Derechos Humanos: “quisimos escuchar experiencias internacionales sobre tolerancia y negociación”. Para Rosa Virginia Naranjo, psicopedagoga de la Escuela “Las Siervas del Santísimo Sacramento”, lo más importante del congreso fue la idea de diseñar un programa de construcción de paz desde las escuelas: “Particularmente me interesa desarrollar con los niños alguna de las actividades de las que nos hablaron; como cuando le pidieron a una niña que dibujara su significado de la Paz, y la niña pintó un sol con muchas líneas de colores dentro. Cuando la maestra le preguntó el por qué de todos esos colores, la niña dijo que la Paz era el Sol y que los caminos de colores eran las diversas vías para alcanzarla”. Mientras que para Sor María Isabel Carpio, del Colegio Santa Luisa, la Iglesia puede dar todavía mucho más en la construcción de la Paz en Venezuela, porque además de organizar eventos de este tipo, tiene la experiencia y la tradición de trabajar en red con otras organizaciones de la sociedad: “La Iglesia tiene diversidad de carisma, de servicio, y si todos realmente nos comprometemos, podemos dar más y podemos construir este sueño que no es sólo humano, si no que es el sueño de Dios: que vivamos en Paz”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: